Ender Lilies, el precio de purgar la Impureza del mundo

Hoy estoy aquí para contaros mi travesía con Ender Lilies: Quietus of the Knights… porque sí, en esta ocasión lo haremos de forma distinta. En vez de realizar un análisis como tal, voy a reseñar el videojuego basándome en mi experiencia con él desde su Acceso Anticipado por Steam. Y a partir de ahí, os daré la valoración final que personalmente le otorgo al título completo.

Espero que os guste esta forma de contarlo. De lo contrario, ¡no os preocupéis! ¡Seguiremos con los análisis habituales! Empecemos por lo obvio, si no os parece mal.

Amor a primera vista

Ender Lilies Purificación
La luz de la protagonista alcanza a aliados y enemigos; os quedaréis embobados con su triste encanto

Hace un tiempo que inicié mi travesía por Ender Lilies, sumergiéndome brevemente en su versión temprana para Steam. Lo cierto es que, como a la mayoría, me ganó a primera vista. Es un juego precioso, no hace falta jugarlo para verlo, y los conceptos que muestra en sus presentaciones lo hacen todavía más bello. ¿Una doncella que irradia luz, aparentemente indefensa, derrotando monstruos con la ayuda de los suyos propios?

Personalmente, no podía dejarlo pasar. Me atraen las propuestas innovadoras y arriesgadas, o que como mínimo ofrecen un poco de originalidad en su experiencia. Marcaban Ender Lilies en la plataforma como un souls, metroidvania y todas esas etiquetas. Últimamente los «tag» de Steam son poco fiables, ya que varios títulos optan por ponerse tantos como puedan, aunque apenas representen al género con el que se catalogan.

Lo mejor es juzgarlo por uno mismo. No me lo pensé demasiado. Me lancé a apoyar ese Acceso Anticipado tan prometedor y encarné a la encantadora protagonista para librar al mundo de su corrupción. Nada podía salir mal… y menos con la maravillosa música con la que te obsequia el título.

Primeras impresiones

No os dejéis engañar por las dos horas iniciales; los monstruos no serán siempre tan permisivos

O eso creía. Lo cierto es que cuando jugué por primera vez, acabé un poco decepcionado. Sí, era precioso y la aventura estaba acompañada por una acertada banda sonora. La historia parecía contarse despacio, pero prometía. Sin embargo, encontré la parte negativa donde menos la esperaba: en su jugabilidad. No sé si tomé los controles con demasiada facilidad o fue pura coincidencia, pero Ender Lilies me pareció un paseo.

Me deshacía de los enemigos con demasiada facilidad, sus mini-jefes no eran un gran reto y los grandes rivales que ofrecía el Acceso Anticipado no me mataron más de un par de veces. Eso de «souls» le queda un poco grande, pensé. Ninguna barra de energía de la que preocuparse, al morir no perdías nada y ya era difícil caer con esos monstruos tan condescendientes.

Su parte de metroidvania se veía algo mejor, pero tampoco podía asegurarlo con las áreas cortadas por el Acceso Anticipado. Además, un fallo palpable del juego (que mantiene su versión completa) es el mapa. No es una gran herramienta para orientarse o marcar puntos a los que regresar, una vez preparados para utilizar las nuevas capacidades que nos permitirían sortear los obstáculos dejados atrás. Para aclararse, uno debe ejercitar bien la memoria o apuntarlos en otro lugar.

A eso, podemos sumarle que tardé dos o tres horas en completar lo que me ofrecía hasta ese punto. Lo admito, no me tomé muy bien el juego. Decidí esperar a que la versión completa limase sus asperezas. Y ya os lo adelanto: hice bien en ser paciente.

El momento de la verdad

Ender Lilies historia

Un día antes de lo que nos habían informado, Ender Lilies se lanzó para Steam y Nintendo Switch. Una sorpresa inesperada, y afortunadamente me atrapó temprano en un día libre. No tenía el mejor sabor de boca, pero como me cuesta rendirme con ciertos títulos, decidí aprovechar el momento; actualicé el juego y volví a meterme de lleno.

No empezaba mal, pues ciertos controles adaptados al mando mal elegidos se habían corregido. ¿Era cosa mía, o la IA de algunos monstruos parecía estar mejorada? Con esperanza, seguí avanzando en la aventura y cada vez estaba más contento. Los nuevos jefazos con los que me topaba eran más desafiantes; no llegaban al agobio de los «souls», pero ofrecían batallas divertidas que se agradecen mucho.

Cuando derrotas a un rival poderoso, este se convierte en una invocación más para tu protagonista. Al final vas formándote un set de habilidades muy variado y divertido de utilizar, que puedes asignar en dos accesos rápidos de hasta tres invocaciones activas cada uno. Esto se traduce en más y mejores estrategias para afrontar los retos del juego. Y la experiencia responde muy bien, ofreciendo con el tiempo batallas más complicadas a superar.

Hubo jefes a quienes tuve que revisitar en varias ocasiones, pues me hicieron morder el polvo sin que pudiese evitarlo. Como si se vengaran en nombre de aquellos a los que tan fácilmente eliminé en su día. Al mismo tiempo, existen secciones donde las puertas se cierran y estás obligado a combatir numerosos monstruos para abrirte paso, pues de otra forma no podrás continuar. Pruebas duras que contrastan con el suavizado inicio del juego; más vale tenerse aprendida la lección del esquive y el bloqueo.

Un punto débil

No faltarán los puntos de guardado, entre los que podremos desplazarnos y donde reaparecemos si caemos

Desde luego, también mejoró la exploración por el mapa. Ya no existían «barreras invisibles de Acceso Anticipado» y se podía recorrer el escenario con libertad. Tanta como las capacidades de la protagonista te permiten y según vas avanzando, obtienes mayor facilidad para moverte por esas zonas. Debo añadir que acabamos teniendo un mundo muy decente en cuanto a tamaño; hay bastante espacio para explorar y está bien conectado.

A pesar de ello, persiste la necesidad de un mejor mapa para el metroidvania. Es lo único que no ha evolucionado desde su salida y, sinceramente, le hace falta para alcanzar la excelencia del género. Como ya mencioné, esto no es un gran escollo, menos para los jugadores habituados a acudir a libretas para tomar apuntes. Pero en títulos modernos ya no hay mucha excusa para no mejorar ese punto en el propio juego.

Todo en Ender Lilies es bonito y accesible, lo cual hace que su mapa llame la atención para mal por el simple contraste. Y si debo ponerme exquisito, algunas secciones no están tan bien equilibradas como otras en cuestiones de exploración. Ni el alcance de nuestro salto queda siempre claro, pues nuestra protagonista escala bordes que no debería y quizá no lo consiga en otros visiblemente sencillos.

No me malentendáis, sigue siendo un muy buen metroidvania. Pero quería destacar este punto, el único que a mi modo de ver el juego no se ha molestado en trabajar al nivel del resto. Con ligeras mejoras, estaríamos ante uno de mis favoritos del género. ¡Seguramente lo sea de igual forma, por lo menos este año…!

Valoración final

84/100

Ender Lilies Lily

Ender Lilies: Quietus of the Knights es una experiencia preciosa. Se reafirma si nos centramos en su belleza audiovisual y la historia oscura, triste y a la vez entrañable que cuenta. Y lo bien que lo hace dentro de sus posibilidades, ¡fijaos en cómo evoluciona su protagonista según avanzamos! Son detalles muy bien traídos. También podemos destacar los combates, con una curva de dificultad quizá algo pronunciada en cierto momento del juego, pero equilibrados y muy disfrutables cuando nos acostumbramos al reto.

Como metroidvania, que es el género con el que yo más le situaría, se resuelve bastante bien pero es cierto que podría mejorar. Y esos pequeños flecos son los que para mí lo apartan de la perfección en su género teniendo el cuenta la calidad/precio y el tipo de juego que es. Además, cuenta con más de un final, algo que siempre motiva a explorarlo todo al 100%. ¡Tarea que nos llevará unas cuantas horas de diversión y desafíos!

Albergaba mis dudas durante el Acceso Anticipado, pero ahora mismo no me quedan muchas dudas. Estamos ante otro título indie imprescindible de Steam para los amantes de este tipo de juegos. No lo he probado en Nintendo Switch, pero imagino que debe verse de lujo en modo portátil. Y no descarto comprobarlo por mí mismo en un futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.