GameBlog semanal #175, café con Tekken antes de Rebirth

¡Bienvenidos al GameBlog semanal, en este caso el #175! El anterior lo tenéis por aquí, si hay curiosidad.

Para mí estamos ante las semanas de la agonía, porque es la última antes de que Final Fantasy VII Rebirth ocupe la portada de la sección y tenga por fin el deseado título de Square Enix. Hasta entonces no quiero ponerme con nada demasiado profundo a nivel narrativo, ya que mi mente está centrada en divagar sobre qué ocurrirá con Cloud y compañía.

Así que entre acabar la partida del modo Honor de Baldur’s Gate 3 (¡seguimos vivos y nos queda la recta final!) y echar ratos a Diablo IV, cayó en mis manos un juego que no esperaba en absoluto.

Videojuego semanal

Tekken 8

Un lanzamiento del mes pasado que no estaba ni cerca de mi lista de preferencias entre todos los lanzamientos que llevamos de 2024. Si por mi fuera, hubiese elegido Prince of Persia o Granblue Fantasy, que son más mi estilo de juego. El caso es que este pude tomarlo prestado y pensé, ¿por qué no? ¡Probemos algo que se salga un poco de mi zona de confort!

La saga Tekken es mítica en el género de lucha, pero yo no me intereso seriamente por ella desde su tercera entrega. ¿Hará cuánto, más de 20 años? Por ello, mi salto a esta octava entrega se sintió brusco… y a su vez, continúa esa sensación de familiaridad. Noto la misma esencia en varios sentidos, solo que increíblemente modernizado. Quizá lo mejor sea la importancia y contundencia de cada movimiento que realizamos en combate.

No tuve tiempo para jugar demasiadas horas y aun así, veo que tiene bastante contenido para un título del estilo. Ofrece campaña principal, historias para cada personaje (que imagino serán cortas) y una trama alternativa donde encarnamos a un jugador de Tekken y debemos derrotar a diversos rivales jugando combates en las recreativas. ¡Además del modo online, versus o el Tekken Ball!

Dudo que le dedique algo en la web, ya que no es lo mío; prefiero juegos de lucha dedicados a anime como Dragon Ball o Naruto, o spin-off de otras sagas a lo Persona 4 Arena Ultimax (¡juegazo!). De todas formas, estoy disfrutándolo más de lo que esperaba. Por ahora, mi personaje principal es Azucena «la reina del café», que es quien mejor se adapta a mis preferencias en combate.

¡Ganas de Final Fantasy VII Rebirth!

El primer Remake de Final Fantasy VII fue uno de esos juegos que esperé con muchísima ilusión, totalmente expectante desde que se anunció hasta que lo tuve en mis manos. La experiencia fue espectacular y me dejó más que satisfecho, ya que sobrepasó mis expectativas. ¡No sé ni cuántas entradas le dediqué en la web! Hasta tengo una sobre Barret… ¡Pues con Rebirth espero justo lo mismo!

Creo que no soy el único y hay mucha gente en vilo con Rebirth. Apenas miro foros o redes sociales para evitar destripes, pero lo poco que veo se siente como la típica tensión previa al lanzamiento de un juego de esta épica saga. Los fans (la mayoría, vaya) siempre confiamos en que salga bien y pese a todo, sigue existiendo cierto miedo a que no sea tan bonito como parece.

Gestionar las ganas de un título que aguardas con el listón altísimo resulta complicado, ya que puede pasar de algo maravilloso a una decepción importante. Por lo general consigo controlarme y logro contener ese sentimiento tan peligroso, como hice con títulos que salieron increíbles como Baldur’s Gate 3. Pero también tengo un ejemplo del caso contrario, Fire Emblem Engage, que siendo buen juego me dejó un regusto amargo durante meses.

Si ahora mismo estoy tan nervioso con Final Fantasy VII Rebirth, no quiero ni imaginarme cuando quede poco para Dragon Age Dreadwolf, que quizá sea el juego que me genera más miedo e ilusión a partes iguales. Espero que si me leéis y os pasa algo parecido, vosotros seáis capaces de llevarlo un poquito mejor. ¡Yo quiero jugarlo ya!

2 comentarios en «GameBlog semanal #175, café con Tekken antes de Rebirth»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *