Greedfall, otro notable RPG AA de Spiders

Personalmente tenía muchas ganas de ver como evolucionaban los desarrolladores de Spiders a la hora de hacer videojuegos. Completé y disfruté su Bound by Flame a pesar de las limitaciones que tenía el título. Desde luego, el estudio poseía un potencial muy bueno, como volvió a demostrar en The Technomancer. Ahora, con Greedfall en mis manos y tras haber completado su historia en unas 35-40 horas, debo admitir que se han superado con creces.

Los que confiábamos en la evolución de estos desarrolladores no podríamos estar más satisfechos. Estamos ante un gran RPG que ha sabido beber bien de otros juegos exitosos como Dragon Age y aportarle su fórmula personal. Pero las comparaciones son odiosas, y no creo que deba esperarse lo mismo de este título que del de Bioware.

Vamos a analizar más en profundidad a continuación.

Ambientación

Greedfall nos ofrece una preciosa y cuidada ambientación, tanto en su diseño de personajes como en el contexto histórico de su mundo. El arte es de lo mejor del título, bien acompañado todo por una música correcta, acertados diálogos y maravillosos paisajes. Tanto dentro como fuera de las ciudades (sobretodo en el exterior) se disfruta mucho visualmente de este juego. Además, cuenta con unas cuantas escenas épicas para representar algunos momentos importantes de la trama.

Pero sí, tiene sus limitaciones. Veremos varios modelos de personaje y enemigos repetidos, recortes en escenas, animaciones reutilizadas en numerosas ocasiones y diseño de interiores reciclado una y otra vez. ¿Es esto importante? Pues si me preguntas a mí, no demasiado. Es mejorable desde luego, ojalá que el próximo juego de Spiders cuente con los recursos suficientes como para ofrecer un avance en este aspecto. Pero en un RPG de este estilo ese problema es algo menor frente a otras virtudes que acaparan la parte interesante de esta obra.

Historia

En la aventura que propone Greedfall encarnaremos a De Sardet. Tras decidir su género, la clase y personalizar un poco su aspecto, nos meteremos de lleno en la trama. Nuestro/a protagonista está apunto de realizar un importante viaje a la isla de Teer Fradee. Su rol principal en la historia será el de ejercer como diplomático en dicho lugar. Como tal, nos encargaremos de solucionar multitud de problemas que van surgiendo entre las distintas facciones que coexisten allí. Pero la misión más importante y el motivo fundamental por el que viajamos a la isla consiste en conseguir una cura para la «malichor», una enfermedad misteriosa que está afectando y matando a la gente.

La trama se desarrolla a buen ritmo, ofreciendo al principio un pequeño tutorial general del juego previo al viaje en barco a Teer Fradee. Antes de abandonar nuestra tierra deberemos lidiar con unos cuantos altercados y conflictos que servirán para presentarnos como funcionarán las cosas en Greedfall. Una vez acabemos esa parte y desembarquemos en la isla, iniciará la verdadera experiencia. Conoceremos a los insulares e iremos desentrañando los misterios de Teer Fradee y sus habitantes nativos. Todo esto mientras nos asaltan problemas entre facciones que requerirán de nuestra intervención como diplomáticos.

Es cierto que podremos hacer elecciones, pero la tónica principal no es tanto decidir el destino de los implicados como sí es escoger la forma de solucionar los conflictos. Tendremos la posibilidad de utilizar la persuasión, el subterfugio o la fuerza bruta entre otros métodos según la situación lo permita. Todo eso traerá consecuencias y nuestra reputación con las facciones se verá afectada según lo que hagamos. El nivel de amistad con ellas y los personajes implicados tendrá mucha importancia en los acontecimientos de la historia, en especial a mitad de la aventura.

De Sardet en Greedfall

Personajes y facciones

Como en todo buen RPG de este estilo, contaremos con compañeros que compartirán nuestro viaje. Cada uno tendrá su personalidad única e intereses propios, además de que suelen estar más o menos vinculados a una de las facciones. No se sentirán invisibles o como un simple complemento; cuentan con buenos diálogos e intervenciones durante la historia. Además, depende de quien decidamos que nos acompañe en cada momento, puede sacarnos las castañas del fuego. Siempre hay situaciones donde los acompañantes tenga algo que decir o hacer para solucionar el problema.

Los personajes que acompañarán a De Sardet tienen sus propios niveles de reputación y, como a veces ocurre en este tipo de juegos, podemos llegar a profundizar en la relación hasta el punto de alcanzar un romance. Se agradecen este tipo de añadidos, pero en honor a la verdad, no aportan mucho a esta trama y se sienten algo incrustados. Es un detalle menor, pues no resta y en los otros asuntos importantes estos personajes rinden a buen nivel.

En lo referente a las facciones, es sencillo de entender cuando vamos a subir o bajar reputación con ellas. El juego se centra en el rol de diplomático ejercido por De Sardet, así que lo más beneficioso en general es actuar como tal. Las diferentes situaciones que vivimos en Teer Fradee nos hacen difícil mantener nuestra neutralidad ante la moral de ciertos sucesos, pero esto es algo que fomenta nuestra inmersión e implicación en la historia.

Aunque sencillo, el sistema de reputación con facciones y personajes está bien introducido. Influye en la trama y puede cambiar ciertos sucesos, así que siempre conviene meternos en el papel del protagonista si no queremos que nuestras acciones acarreen consecuencias negativas.

Explorando Teer Fradee

La isla de Teer Fradee, el lugar donde transcurrirá toda la historia (excepto su prólogo) está dividida en varias zonas que podremos explorar libremente. Algo parecido en este sentido a Dragon Age Inquisition pero en mucha menor escala.

En mi experiencia y pese a lo atractivo que resulta llegar a un nuevo mapa de esta isla, no es conveniente perderse demasiado para descubrir sus puntos fuera del camino. Gracias al diseño de sus misiones secundarias, visitaremos casi todas las localizaciones de Teer Fradee directa o indirectamente.

Aun así es un detalle muy a favor de Greedfall el hecho de motivarte con sus preciosos paisajes a explorar por puro placer, enfrentándonos a amenazas para las que quizá no estamos preparados. Pero el jugador más pragmático y completista debería dedicarse a cumplir todas las misiones y ya en el futuro recorrer los pocos recovecos del mapa que le falten por descubrir.

Y sí, he leído varias veces que las tareas secundarias son repetitivas. Yo no estoy de acuerdo, pues todas cuentan una pequeña trama y aportan a la hora de conocer el mundo en el que estás jugando. No están al nivel de importancia de un The Witcher, pero no son meros recados en ningún caso. Lo que sí podría mejorarse es el sistema de viaje, que puede llegar a molestar en alguna que otra ocasión. Esas veces nos tocará caminar largas distancias o recorrer los mismos edificios.

Progresión De Sardet

Dejando a un lado el típico inventario a gestionar, el único personaje cuyo progreso podremos controlar será De Sardet. El juego nos presenta tres alternativas básicas en las que centrarse: guerrera, técnica y mágica. La «Guerrera» nos orientará al uso de armas cuerpo a cuerpo de una y dos manos. Con «Técnica» nuestra preferencia inicial serán las armas de fuego y los trucos con trampas o bombas. En el caso de «Mágica» podremos utilizar hechizos tanto para atacar como para defendernos y controlar al enemigo.

No es una decisión definitiva, pues el juego nos dará la posibilidad de reconfigurar el personaje un número limitado de veces si así lo queremos. Pero no estaremos restringidos a uno de los tres estilos. Podremos personalizar nuestra rama de talentos para alternar fuerza bruta con magia o lo que veamos más conveniente. Es lo suficiente moldeable como para encontrar la combinación que más cómoda nos resulte a la hora de enfrentarnos a nuestros enemigos.

Para finalizar este apartado, comentar que De Sardet cuenta con otras habilidades para utilizar fuera de combate. Estas le permitirán sortear obstáculos de diferentes tipos si tenemos suficientes puntos invertidos en ellas. Persuasión, intuición, ciencia y abrir cerraduras son algo por lo que será difícil decidirse en un principio. Sin embargo, a las pocas horas descubriremos bastante equipo que nos da puntos extra en ellas y se hará muy factible acceder a todas. Por supuesto, también contaremos con la artesanía que nos ofrecerá mejorar un poco nuestro equipo.

Progreso en Greedfall

Combatiendo en la isla

Hay que señalar que el sistema de combate es bastante entretenido y de lo mejor del título, por lo menos para mí. La posibilidad de encontrar nuestro estilo combinando distintas habilidades capacita a cualquier jugador el poderse sentir cómodo combatiendo y le da dinamismo a las batallas. No es excesivamente profundo, pero la acción activa y la necesidad de esquivar/bloquear golpes a la par que los damos nosotros hace que sea más divertido.

Podríamos dividir a los enemigos de Greedfall en tres tipos: humanos, bestias y ciertos monstruos en los que no profundizaré para no hacer spoiler. Todos ellos tienen poder y patrones de comportamiento distintos. Los aprenderemos a la fuerza, pues no pararemos de encontrárnoslos durante todo el título. Podemos caer fácilmente derrotados ante ellos si nos despistamos, quizá con la excepción de los enemigos humanos que son más fáciles de derrotar.

Es difícil que pelear canse, y menos cuando nos toca enfrentarnos a los desafiantes jefes de la aventura. Cuando aprendamos sus mecánicas y movimientos no supondrán tanto reto como en la primera experiencia, pero que debamos estar atentos ya es un buen indicativo de su calidad. Y más a dificultades altas.

Valoración final

85/100

Greedfall ha sido una gran incorporación para los RPG occidentales. Nos deja muchas ganas de que este equipo de Spiders siga desarrollando videojuegos del estilo. Y cada vez mejores como han demostrado ser capaces. A este paso se pondrán fácilmente a la altura de los más grandes.

Yo creo sinceramente que seguirles la pista es una muy buen consejo; y por supuesto, adquirir este juego es recomandable para todo amante del género con sed de títulos semejantes.

¡Opinión del final del juego en vídeo! ¡Spoilers!