Mis juegos favoritos de PlayStation 1

El año empieza a acabarse y antes de que Yukha empiece a spamearnos de resúmenes y entradas nostálgicas me he querido adelantar y me he puesto nostálgica yo. A veces pasa que nos ponemos a limpiar las partes de la casa que normalmente ni sabemos que existen y me he encontrado con mi PlayStation 1 (pobrecita, algún día podré ponerte en una vitrina) y me he puesto a pensar en las horas que le pegué a mis juegos favoritos en esa maravillosa consola. 

Corría el año mil antes de Cristo cuando mi abuela tuvo a bien regalarnos a mi hermana y a mí la señora Playstation 1 (PlayStation a secas por aquel entonces) por Navidad. En serio, creo que los chavales de hoy en día no sienten ni por asomo la emoción que sentíamos con estas cosas en aquellos tiempos (qué vieja estoy) o el rollo de tener que vaciar la memory card para poder guardar partida (¡si es que la tenías! si no, a empezar cada día desde el principio). A partir de ese día fueron muchas amenazas de mi madre con quitárnosla si no hacíamos los deberes, pero mereció la pena.

Nota: hay que tener en cuenta que en mi casa no estaban permitidos los juegos violentos o de miedo (entendible, éramos dos niñas pequeñas), así que no veréis ninguno aquí.

Pandemonium!

Mis juegos favoritos de PlayStation 1 Pandemonium!

Pandemonium! (1996) es un juego de Toys for Bob, desarrolladora que aún sigue al pie del cañón (han trabajado en Spyro, Crash Bandicoot, Call of Duty, Overwatch, entre otros). Salió al mercado por Crystal Dynamics (Tomb Raider) y llegó a Españita en inglés of course (tampoco es que hubiera mucho diálogo). 

La trapecista Nikki y el bufón Fargus protagonizaban este plataformero clásico e interminable de lo que me parecieron por aquel entonces cientos de niveles. Horas y horas de saltos y saltos y música que traía de cabeza a mi pobre madre. Nunca lo terminé debo admitir. Era tal vez demasiado para una niña (detesto los plataformeros). Intenté volver a jugarlo en Steam muchos años después pero desistí. Demasiadas cosas nuevas para andar rompiéndome los ojos en ese nivel de pixel. Mejor me dedico a recordarlo con cariño.

Barbie Explorer

Mis juegos favoritos de PlayStation 1 Barbie Explorer

Barbie Explorer (2001) es un juego de Runecraft (desarrolladora que ya no existe como tal) y Microsoft, comercializado por Vivendi Games (a día de hoy son Activision Blizzard, ¿os lo podéis creer? esta empresa ha dado más vueltas que un tiovivo). Vivendi Games fue una de esas empresas enormes que trabajó con todo el mundo y Mattel (la dueña de Barbie) fue una de ellas. Y gracias a todo esto yo viví mis aventuras con Barbie. 

Mucho se habla de Lara Croft (comprensible) y poco de Barbie (estoy de broma, claro), que en este juego era una reportera de tomo y lomo, dispuesta a ensuciarse de barro si era necesario (pero nunca despeinarse). Barbie nos llevaba de paseo a la selva africana, al Tibet y a Egipto, todo en un sólo juego. Todo para recuperar los cuatro artefactos de una pieza de museo rota. 

Estábamos ante un plataformero clásico a lo Crash Bandicoot donde tenías que conseguir cristalitos (con los que sonaba un sonido glamuroso) y saltar (y rodar y trepar) para avanzar por los escenarios. No fueron pocas las veces que me cagué en ella cada vez que se caía por algún agujero. Aún así, fueron muchas horas de diversión con la versión pixel de la muñeca más famosa.

Croc: The Legend of Gobbos

Mis juegos favoritos de PlayStation 1 Croc The Legend of Gobbos

Croc: The Legend of the Gobbos (1997) es un plataformero estilo Spyro de Argonaut Games y Virtucraft Ltd. (ninguna existe ya) comercializado por Fox Interactive (que acabó comprada por Vivendi, la de antes ¿recuerdas?, todo conectado). En él manejamos a Croc, un cocodrilo que debe salvar a su familia adoptiva (los Gobbos) del malvado Barón Dante (que parecía una rana gigante malvada).

Confieso que durante mucho tiempo pensé que este juego lo soñé, porque nadie lo conocía. De hecho ni siquiera lo tengo. en algún momento de mi vida alguien lo cogió prestado y no lo devolvió, o no era mío y me lo prestaron, o lo abdujo un ovni. El caso es que existir, existe, y efectivamente lo jugué muchas horas.

Harry Potter y la Piedra Filosofal

Mis juegos favoritos de PlayStation 1 Harry Potter y la Piedra Filosofal

Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001) fue el primero de muchos juegos de Harry Potter (gracias a los dioses por esto). Desarrollado por KnowWonder (que tampoco existe ya) entre otros y distribuido por Electronics Arts (no hace falta enlace, todos conocemos bien a EA para bien y para mal). 

Nuestro caracortada favorito era el prota de este juego que simulaba el primer año de Harry en Hogwarts. Recuerdo que dábamos muchas vueltas en busca de cromos y grageas y que tenía Quidditch, algo que no metieron en Hogwarts Legacy (aunque hay rumores de que lo van a meter en el siguiente). En fin, que para los que éramos fans del universo del niño que sobrevivió ésto era un bendito regalo del cielo.

Rat Attack

Rat Attack (1999) es sin duda uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos. Fue el primer cooperativo que jugué y nos lo pasábamos pipa con él. Desarrollado por Pure Entertainment (no sabéis la cantidad de empresas que se llaman Pure, en serio, surrealista) y comercializado por Mindscape (ambas desaparecidas). 

En este juego teníamos a un elenco de gatos cada uno más chulo que el anterior decididos a acabar con todas las ratas que asediaban el planeta. Cada gato tenía un poder y apariencia únicos. Debíamos intentar atrapar más ratas que el rival en diferentes tipos de escenarios, algunos con trampas, y estar pendientes de las ratas especiales. Lo que daría por un remake de esta joyita.

2 comentarios en «Mis juegos favoritos de PlayStation 1»

  1. Creo que pude llegar a tener pesadillas con Pandemonium, quizá el único que disfruté de aquí junto al de Harry Potter jaja.
    Aprovecharé para ponerte los míos más destacados, obviamente dejando a un lado los Final Fantasy VII, VIII y IX, que serían mis absolutos favoritos.

    +Spyro The Dragon: mi saga favorita de plataformeros por pura nostalgia, ¡anda que no le eché horas al buen dragón! Y me encantó revivirlo con el remake de sus juegos.
    +Crash Bandicoot: otro como Spyro, que disfruté muchísimo de pequeño. Pero a diferencia del dragón, aquí jugué a los remakes y no me engancharon tanto. ¡La nostalgia me jugó una mala pasada!
    +Fighting Force: juego de luchas callejeras en 3D que podía completarse en cooperativo, y así lo hice yo, que solía jugarlo con mi prima. Le pillé mucho cariño a la experiencia.
    +Digimon World: le tenía amor odio, ya que me parecía muy difícil en mi niñez… pero me encantaba poder tener mi propio Agumon y esas cosas de fan de los monstruos digitales.
    +Tekken 3: de los juegos de lucha que más jugué en su día, especialmente con amigos, ya que actualmente no soy tan fan del género. Muy mítico.

    1. Tan feliz tú con tus remakes jaja Yo el FFVIII lo jugué pero no me lo pasé. Lo que más recuerdo no sé por qué fue el maldito Cactilion. En serio, qué fumada de bicho. Como dos horas contra él. De verdad, terrible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *