Vambrace: Cold Soul, la joya de Devespresso Games

Hace ya bastante tiempo que se anunció Vambrace: Cold Soul, título que parecía contar con un arte exquisito y pintaba genial. Sus mecánicas se inspiraban en las del aclamado Darkest Dungeon, así que teníamos una prometedora apuesta indie en camino. El 28 de mayo del año pasado salió a la venta y actualmente podemos hacernos con él en consolas y PC.

Yo le tenía ganas, pero como suele pasar en este mundo tan lleno de videojuegos, vamos escasos de tiempo y no podemos jugarlo a todo. Así que mi oportunidad llegó ahora, casi a finales de 2020. Ya lo mencioné en algún GameBlog. Me lo pasé, lo disfruté y voy a contar qué me ha parecido la experiencia.

Los personajes cuentan con diseños preciosos, tanto principales como secundarios

Atractivo a primera vista

Algo innegable es que el título luce genial, con un arte precioso y buenos diseños de personajes, entornos y escenas. El estilo de Devespresso Games ya era bonito (en el retorcido sentido de la palabra) con su The Coma, pero en mi opinión se lucieron al sacar Vambrace. Pienso que este es el tipo de ambiente oscuro que les pega a sus personajes e historias. El dibujo es una maravilla y los sucesos, ilustrados en varias secuencias, gozan de buena calidad. Quizá el indie que me gusta más en este sentido.

Sin ser malo, el apartado sonoro no llega a la misma altura, pero cumple perfectamente. Se echa de menos las voces en más conversaciones, como ocurre en varios indie, pero no podemos pedir demasiado. Lo que sí debo aclarar es que, aunque cuenta con textos en español, la traducción no es la más clara. Esto significa que existen algunos errores o expresiones confusas. Se entiende por el contexto, pero podría mejorarse. Aun así, deberíamos sentirnos afortunados de que lo tengamos en nuestro idioma.

La traducción no es perfecta, pero se entiende. Un detalle positivo para quien no sepa inglés

La misión de Lyric

Una de las diferencias más claras con Darkest Dungeon es que Vambrace: Cold Soul sí está guiado por su historia. La trama tiene bastante importancia, es un juego narrativo y yo personalmente agradezco mucho que sea así. Empezaremos con nuestra carismática protagonista, Evelia, quien se adentra en un peligroso territorio persiguiendo el legado de su padre.

Cuando llega a Icerine, descubre que ella será la pieza clave para resolver los problemas que sufren ahí. Todo gracias al poderoso brazal que porta, muy útil a pesar de no poder quitárselo. La historia nos hará acompañar al personaje en su viaje por el lugar, ayudando a sus habitantes y resolviendo el misterio del artefacto atado a su brazo. En general estamos ante una buena trama, interesante hasta uno de sus tres finales, el cual podremos elegir mediante ciertos diálogos en la recta final del juego. No tienen ningún desperdicio.

También podremos realizar algunas tareas secundarias y averiguar más de los personajes de Icerine. Las recompensas son exclusivamente estéticas, en forma de trajes nuevos para Evelia, enriqueciendo de paso el trasfondo de su mundo. Son misiones opcionales, pero recomendables de completar si te gusta el mundo de Vambrace. Al fin y al cabo, ese precioso ambiente helado con diferentes razas habitándolo bien merece que profundicemos en él.

Los trajes cumplen una función estética, solo sirviendo para cambiar de aspecto a Evelia

Inspiración Darkest Dungeon

Si bien el juego tiene una parte donde nos moveremos por Icerine para hablar con los personajes, investigando la ciudad y completando secundarias, la base jugable del título se centra en sus expediciones. Reuniremos a un grupo de cuatro personajes, Evelia incluida, y nos lanzamos a la aventura.

Quien haya jugado a Darkest Dungeon reconocerá rápidamente las mecánicas de Vambrace: Cold Soul y se adaptará fácil a los cambios con respecto a su inspiración. Para los que no, tendrán que prestar atención y leer bien las instrucciones, habilidades, beneficios y penalizaciones a cada paso. Cuando la barra de temor del grupo llega al máximo, la misión acabará. Si los personajes mueren, se van para siempre (con objeto equipado incluido) excepto en el caso de Evelia. En resumen: no es un camino de rosas y el fracaso sí es una opción.

Las expediciones nos obligarán a recorrer un mapa dividido en pequeñas salas que debemos ir atravesando, eligiendo el camino que preferimos tomar. En cada sección podremos encontrar obstáculos como trampas, enemigos con intenciones asesinas y pequeños eventos que podrían perjudicarnos según nuestra decisión. En contraste, hallaremos también beneficios a modo de campamentos para descansar, mercaderes o mercenarios de repuesto.

Durante el camino no nos sorprenderá ningún jefazo. Todos estarán al final y debemos intentar llegar lo más sanos posibles para superar el enfrentamiento.

Utilizamos poco este sistema de desplazamiento, donde movernos no tendrá penalización

La preparación es la clave

Sobrevivir fuera de la ciudad será imposible sin una preparación adecuada. En primer lugar, debemos ser precavidos y llevar los suministros adecuados. Objetos que nos recuperen la vida, el vigor o que curen estados alterados serán vitales para nuestra supervivencia. Del mismo modo, iremos encontrando equipo para nuestros personajes, siendo un accesorio por cabeza la única mejora existente.

Además de las tiendas, el título cuenta con un sistema de fabricación donde podremos crear suministros y piezas de equipo. Todo ello necesitará materiales que obtendremos durante las expediciones. Eso sí, cada objeto tendrá un peso específico y nuestro inventario tiene una capacidad limitada. Ahí entra en juego una vez más nuestra buena gestión: decidir qué llevar y de lo que prescindir será importante. Al fin y al cabo, si excedemos el peso de la mochila, las estadísticas del grupo disminuirán gravemente.

Y hablando de los personajes, podremos contratar hasta tres mercenarios para acompañar a Evelia en las aventuras. Es clave formar siempre un equipo de aventureros equilibrado que satisfaga todas nuestras necesidades.

Más nos vale tenerlo todo en orden antes de embarcarnos en la búsqueda principal

Evelia y los suyos

Como ya comenté antes, siempre controlaremos a Evelia y será una pieza insustituible del equipo en las misiones. Existe la posibilidad de mejorar sus diferentes atributos según avanzamos en la historia, pero habrá que elegir bien lo que deseamos potenciar. Cada personaje (ella incluida) tiene unas habilidades concretas en combate, así como características numéricas que reflejan sus aptitudes para las expediciones.

Por ejemplo, la «Artimaña» nos permitirá abrir cerraduras, por lo que es aconsejable llevar mínimo un personaje con ese valor alto. Otros números simbolizarán la habilidad de los personajes para evitar trampas, negociar con mercaderes, mejorar nuestro descanso en los campamentos e incluso la utilidad en combate. Es muy recomendable mantener cierto equilibrio, intentando formar un grupo de mercenarios que supla las carencias de nuestra Evelia para sobrevivir. De igual forma, cuando toque mejorar a la protagonista, es inteligente centrarse en algo útil.

Los combates son una pieza más de la dificultad en este juego, pues los jefes y sus esbirros del camino no nos dejarán escapar sin batallar. Deberemos decidir una alineación apropiada para nuestro grupo, pues cada mercenario tiene su función también aquí. Están los que son buenos haciendo daño a distancia, los resistentes, los curanderos… ya sabéis. Su posición es trascendental para ejercer el rol de cada uno, por lo que se debe prestar atención a eso.

Los enfrentamientos no son complicados, pero sufrimos mucho por puro desgaste

¿Un juego difícil?

La dificultad es una de las quejas más recurrentes que se le adjudican al título. Algunos dicen que es muy duro, otros protestan sobre lo poco que se recompensa la exploración o que las aventuras son muy largas y se desdibuja el propósito de su historia.

En mi opinión, no creo que hayan entendido bien la jugabilidad del título. A la hora de adentrarnos en las expediciones, Vambrace: Cold Soul busca ofrecernos un desafiante recorrido hasta llegar al objetivo en cuestión. Nuestra misión consiste en alcanzar la meta manteniéndonos lo más sanos posible para poder lidiar con el jefe final de cada zona. Entretenerse es un error, igual que querer visitar cada recoveco durante nuestras aventuras.

Sabiendo esto, ¿es un juego difícil? Sí y no. Creo que la suerte no es un factor tan importante como por ejemplo en Darkest Dungeon. Aquí la apropiada gestión de nuestros recursos es trascendental, así como la preparación previa y el propio equipo de personajes. Bien pertrechados y con el grupo adecuado, las misiones principales de Vambrace: Cold Soul no deberían ser demasiado problemáticas.

Si alguien quiere explorar, puede hacerlo asumiendo que deberá retirarse sin llegar la final y probar de nuevo. Pero vamos, no creo que sea el objetivo del título.

Nadie dijo que sería sencillo. Tampoco es imposible, por mucho que nos quieran muertos

Valoración final

80/100

Vambrace: Cold Soul cumple su función a la perfección: contar una buena historia con la jugabilidad como medio para transmitir la presión de Evelia al jugador. Es un título desafiante, pero no tan profundo o complicado como parece. Con un poco de paciencia para entender sus mecánicas, podemos superar la aventura principal en unas 20 horas y quedar satisfechos con el producto. El aliciente de los distintos finales podría darnos una excusa para volver más adelante…

En conclusión, siento que este juego es un paso increíble en la buena dirección respecto a los títulos estilo Darkest Dungeon. Lo que siempre les falta es una trama interesante, una historia que guíe nuestras acciones y le de un propósito a la partida más que «superar un juego difícil». Vambrace consigue eso. Viendo que el final del juego abre una puerta para una posible continuación, yo estoy deseando que tomen ese camino.

Devespresso Games se ha marcado un título con un futuro muy prometedor. Desconozco si continuarán la saga, como hicieron con The Coma… pero ojalá que así sea. He quedado encantado de conocer a Evelia y su mundo. Me gustaría mucho saber qué le depara a ese universo en una hipotética secuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.