Final Fantasy IV: The After Years, una secuela irregular

Hace un tiempo me pasé Final Fantasy IV, así que lo siguiente debía ser jugar The After Years. La primera parte me encantó y la recomiendo a cualquier aficionado a la saga o los JRPG antiguos, ¿pero qué hay de su secuela? Aquí hablaremos de ello, pues este no es un caso tan sencillo. Yo lo jugué en Steam.

Podría asegurar que lo vivido en The After Years merece que cualquier amante de la entrega original también lo conozca. Es una secuela digna e incluso necesaria en términos de historia, contándonos lo que pasa en este mundo 17 años después.

Pero no podemos olvidar que estamos ante un videojuego RPG y seremos más que espectadores. Así que… entremos en detalles.

División en capítulos

Sobre el papel, la estructura me pareció muy interesante

Aquí apostaron por el formato episódico a la hora de presentar su trama. Empezamos con el relato de Ceodore que, tras completarlo, desbloqueará seis capítulos más protagonizados por personajes distintos. Estos podremos afrontarlos en el orden que queramos y una vez superados quedarán los tres últimos, que sí tendrán un orden obligatorio.

Resulta agradable contemplar las andanzas de nuestros personajes tantos años después de la primera historia y obviamente se añaden caras nuevas, unas más interesantes que otras. En total son nueve episodios de 2-3 horas de duración sumando el décimo, uno mucho más largo que lo concluye todo.

Esta fórmula por capítulos me parece original para la saga y funciona bien a la hora de contar una historia. Aun así, no podemos afirmar que The After Years lo consiga a la perfección. El contenido de valor en algunos capítulos podríamos presenciarlo en cinco minutos, pues el resto queda en relleno narrativo y jugable.

Encontramos luces y sombras entre los nueve primeros episodios, afortunadamente tirando más para el lado positivo. El décimo capítulo es la gran conclusión de ambos juegos y en general, creo que vale la pena afrontar el viaje gracias a su historia y esa recta final. Pero claro… ¿a qué precio?

Diseño jugable

Podremos utilizar técnicas conjuntas entre dos o más personajes, un buen componente estratégico

Opino sinceramente que en Final Fantasy IV gozábamos de una aventura bastante bien equilibrada a nivel jugable, exceptuando algunos picos de dificultad en ciertos monstruos o jefes. Sin embargo, para ser un juego clásico, resulta de los más clementes en ese sentido. Pues bien, The After Years es todo lo contrario.

Era de esperar el reciclado de escenarios del primer juego, pues estamos en el mismo mundo. Eso a mí no me molesta. El incordio real está en el viaje en si, pues muchos de los capítulos nos obligarán a visitar y revisitar sus mazmorras varias veces. Por supuesto, con el tedioso aderezo de los combates aleatorios.

Unos encuentros con enemigos que no siempre rendirán acorde con nuestro nivel. Es de esos casos donde los monstruos del camino son más difíciles (y pesados) que los propios jefes. Será poco extraño vernos obligados a acumular experiencia y dinero durante un tiempo para poder afrontar ciertas mazmorras.

Todo eso ocurre en los diez capítulos del juego. Eso sí, el último llegará al punto de permitirnos formar nosotros mismos al grupo de personajes según nuestras preferencias. También ahí necesitaremos algo de «farmeo» para alcanzar el nivel requerido. Una vez a la altura, todo fluye bastante bien hasta el enemigo final. Será un largo paseo, pero este sí vale la pena.

Conclusiones

Final Fantasy IV: The After Years protagonistas

Mentiría diciendo que no disfruté con el viaje… y también negando que me hizo sufrir por su aborrecible diseño jugable. Aun así, resulta imposible arrepentirse de vivir lo que pasó con nuestros protagonistas 17 años más tarde y realmente, a nivel de historia, The After Years se siente imprescindible por la evolución de varios personajes.

Pese a los años que tiene encima, mucho del contenido en Final Fantasy IV y The After Years tienen un encanto bastante particular que merece el esfuerzo de «viajar al pasado». Ojalá hubiesen cuidado más la secuela en su apartado jugable para ahorrarnos mucho del sufrimiento artificial que ofrece el título.

Personalmente, tras finalizar el contenido que ofrecen ambos juegos de la cuarta fantasía, pienso que sería una candidata genial si quisieran hacer un Remake de otra entrega que no sea FFVII. Por desgracia parece improbable, y menos si son ciertos los rumores sobre que el elegido acabará siendo FFIX.

Por cierto, ¿os apetece leer mi opinión de la historia en FFIV: After Years con spoiler? Aquí tenéis el enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.