Rinoa y su excelente papel en Final Fantasy VIII

¿Cuánto hacía que no tocábamos Final Fantasy por la web? Demasiado… y no se me ocurre mejor personaje para retomar la saga: Rinoa. Esta adorable joven es alguien bastante infravalorado por gran parte de la comunidad, siendo habitualmente juzgada de forma injusta.

También se la suele comparar con mujeres como Yuna, Lightning, o Aerith, cuyos roles y situaciones personales son bastante distintos a los de la morena de Final Fantasy VIII. Las más obvias son las primeras, quienes directamente protagonizan sus aventuras y deberían compararse más con Squall que con Rinoa.

Justo por eso voy a intentar daros mi visión sobre el personaje, con la esperanza de abrir un poco los ojos a alguien que no la valore mucho. Una cosa es que no te guste, algo respetable, y otra que no se la mida por quien es. Aviso que habrá SPOILER, obviamente. Ahora hablemos de ella.

Rebeldía adolescente

Rinoa baile

Empecemos señalando que Rinoa es una chica muy joven, de 17 años, que ha crecido entre algodones. Es algo que su actitud refleja con facilidad. Lo más evidente podría ser que le guste un chico (dos, en este caso) por su físico o su visión superficial, como le pasó con Squall y Seifer. También tiene esa rebeldía característica que acompaña a la edad, cosa que muchos gustan mantener incluso de mayores.

Sin embargo, donde mejor vemos reflejado su espíritu juvenil es en el idealismo. Ella cree en su causa y principios, tomándolos como inequívocamente correctos e infravalorando los del resto, incluido su padre. No ensancha su visión, luchando por lo que siente… Sin ser consciente de las consecuencias o implicaciones de sus actos. Es un detalle que la diferencia de revolucionarios como, por ejemplo, Barret de FFVII.

Toda esa mezcla es la justificada causante de su actitud durante el juego, donde su comportamiento inicial consigue que muchos la juzguen como una «tonta» y desprecien al personaje. A mí me parece todo lo contrario; creo que está muy bien construida y se desarrolla genial. Es diferente al caso de Yuna de FFX, quien tiene la misma edad, pero para nada comparte su situación personal. Vemos en ambas fácilmente las consecuencias de su entorno y personalidad.

Repasado esto, podemos concluir que sus acciones y diálogos en general son muy correctos para el personaje. Es «enamoradiza» en un inicio, pero luego resulta incapaz de entender el punto de vista de Squall. Sus actos de rebeldía en Timber fracasan y complica más las cosas al intentar ayudar con el tema de la bruja Edea. ¿Se rinde Rinoa tras todo eso? ¡Pues no!

Determinación

Rinoa Balamb

Una de las cualidades del personaje que más me gustan es precisamente esa: su determinación. Puede que muchos interpreten su asalto a Edea como simple temeridad adolescente, pero podemos atribuirla más a la inocencia, sus ganas de ayudar y especialmente esa resolución a la hora de actuar. Puede ser un error por su parte, ¿pero quién no los comete? Los protagonistas perfectos, además de aburridos, son irreales.

Y no es precisamente que Rinoa deje de lado su miedo. La asustan muchas cosas y aun así encuentra dentro de ella la capacidad para afrontarlas. Porque hará falta valor para plantar cara a su padre, enfrentar un estado o intentar reducir a una poderosa bruja. Pero mayor es el mérito de encontrar la férrea voluntad para entregarse a si misma cuando sabe que se convirtió en un peligro para otros. Y todo esto podemos comprobarlo tras los sucesos en la Lagunamov.

No es la primera vez que el personaje intenta sacrificarse por los demás. Su altruismo es verdadero, pues podríamos pensar que su revolución de Timber está sustentada en la seguridad de que el enemigo es su propio padre. Y sabe que él no la dañará. Pero la cosa cambia cuando su vida está en juego y es una hechicera del futuro quien toma las riendas del bando contrario.

Tampoco es que tuviéramos que esperar tanto para ver sus ganas de ayudar y ser útil al resto. Siempre me hará sonreír el recuerdo de esa escena con Irvine, cuando él intenta llevarla con su padre y ella le obliga a dar la vuelta. Es una secuencia que somos capaces de presenciar cuando Squall se adentra en su mente gracias a Eleone. Y hablando de nuestro protagonista…

Amor

No todas las vidas se salvan durante escenas épicas y heroicas, como saltar al espacio a por tu novia o enfrentarte a una poderosa bruja para rescatarla. La hazaña más valiosa de Rinoa tiene que ver con el amor, sí, pero ella logró algo bastante complicado: rescatar el corazón de Squall. Todos sabemos lo difícil que es el protagonista de FFVIII.

Puede que en un principio se fijase en él por su físico, pero la cosa fue más allá. Al fin y al cabo, el mundo está lleno de chicos guapos. Pero ella no descartó al joven a la primera, y eso que razones no le faltaban. A Squall lo acabaron ayudando todos, pero fue Rinoa quien tuvo un mayor papel en su salvación real. Su romance fue progresivo y se siente muy bien implementado.

Porque a veces no es suficiente con un solo intento. Cada persona es diferente y puede que algunos estén sumergidos en depresiones o circunstancias difíciles de superar. Nuestro protagonista, por habilidoso que fuese, estaba cerrado al resto por culpa de su miedo e inseguridad. Había formado una coraza a su alrededor difícil de atravesar. Rinoa no desfalleció y le dio su oportunidad, intentando comprenderlo y empatizar con su situación.

Todo se resuelve de la mejor forma, pues al final es ella quien lo salva de perderse en el flujo del tiempo. A simple vista parece que es Squall el héroe que la rescata del espacio, de Adel o de Artemisa. Pero si nos fijamos mejor, él necesitaba tanto o más a Rinoa. Acordaos de cómo se puso cuando la chica quedó inconsciente tras la lucha contra Edea… Pues es la única que consiguió despejar su oscuridad interior. No podía perderla.

La Bruja del Futuro

Rinoa final

He escuchado las divertidas teorías de que ella es en realidad Artemisa y otras especulaciones parecidas. Pese a su falsedad, es cierto que Rinoa tenía potencial para dar mucho más de cara al futuro. Toda su construcción y desarrollo hasta el final del juego están genial, ¿pero qué pasa después? Una de tantas grandes incógnitas que nos deja FFVIII.

He leído por ahí que ella debió morir en el espacio y, aunque su rescate roza lo idílico junto con esa oportuna nave espacial, no estoy de acuerdo. Creo que Rinoa todavía tenía bastante que aportar como personaje, tanto a Squall como a la historia en general. Y lo demostró. No me imagino un final distinto a la aventura que no sea con ella junto al protagonista, provocándole su primera sonrisa en mucho tiempo.

Pienso que la historia tenía espacio para continuar situándola a ella como personaje principal, pues es la única bruja con poderes que conozcamos. Tras la experiencia vivida y esa madurez adquirida, opino que sería una protagonista más que decente para lidera una secuela. Como mínimo, podrían habernos esbozado su futuro en esas peculiares circunstancias en las que se encuentra.

De todas formas, lo que nos ofrecieron con Rinoa ya es suficiente bueno. Para mí siempre será un personaje importantísimo por lo que me aportó desde muy joven… Y todavía, con más de veinte años transcurridos tras su aportación, sigo soñando con verla en esa hipotética secuela como la Bruja del Futuro. ¡Pero de Artemisa no, eh…!

Conclusiones

Por si no se ha notado, me encanta Rinoa. Entiendo que pueda no ser tan icónica como otras protagonistas principales y me parece normal. Es como comparar villanos del estilo Sephiroth de FFVII con Seymour de FFX, cuando tienen roles y posiciones muy distintas. Debemos resistir esa tendencia de creernos más listos que los creadores de los propios personajes a la hora de juzgarlos, gente. ¡O eso creo yo!

Rinoa fue una de mis «chicas favoritas» en mi juventud y, por múltiples razones, siempre se ganó un puesto muy alto en mi corazón. ¡Y ahí se va a quedar! Con la edad, he podido ir descubriendo cada detalle y desentrañar el significado de lo que en un principio sentía, pero no entendía.

Espero haber podido reflejar mi opinión de la mejor forma posible. Ella lo merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *